Asinelte alerta tras el suceso de Notre Dame: “Urge un plan de revisión de instalaciones eléctricas y equipos de detección y extinción de incendios”.

La Asociación Empresarial de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de Santa Cruz de Tenerife (Asinelte) pone en alerta a las autoridades españolas y canarias, tras el incendio de la catedral de Notre Dame: “¿Están seguros nuestro patrimonio cultural, nuestros edificios históricos y nuestras iglesias? Urge la puesta en marcha de un plan de revisión de las instalaciones eléctricas y de los equipos de detección y extinción de incendios. De forma muy especial, en las obras de restauración y en las construcciones más antiguas, que tienen mucho más peligro de que se produzcan los llamados cortocircuitos”.
Asinelte expone que “las iglesias son consideradas locales de pública concurrencia y que cualquier modificación de la instalación eléctrica se debe hacer por un proyecto. Incluso, el personal debe tener presente que al ser un edificio antiguo, las estructuras requieren mayores cuidados, sobre todo por las acumulaciones de polvo (riesgo de atmósferas explosivas) y deterioro de la madera de la misma, lo que hace que el riesgo de propagar una llama sea más alto. Son actuaciones complejas que requieren una formación específica. En cualquier caso, se trata de aplicar políticas preventivas para reducir el riesgo de tragedias como la de París. Por desgracia, son sucesos que nos obligan a analizar cómo lo estamos haciendo en España y, concretamente, en Canarias. Nunca será posible una seguridad al cien por cien, pero sí está en manos de las Administraciones Públicas y de profesionales del mantenimiento que se extremen los cuidados, las medidas de control y, así, minimizar los posibles daños materiales y personales”.
Asinelte insiste que es obligatorio cumplir con las revisiones periódicas y con los contratos de mantenimientos, tanto en baja tensión como en telecomunicaciones. Al mismo tiempo, señala que la responsabilidad recae en propietarios, titulares y usuarios, “que son quienes deben de mantener permanentemente esas instalaciones en buen estado de seguridad y de funcionamiento, utilizándolas de acuerdo con sus características funcionales y absteniéndose de intervenir en las mismas para cambiarlas. En el caso de que fueran necesarias modificaciones y la conexión de nuevos aparatos, siempre se tendrán que efectuar por instaladores autorizados”.
Para concluir, Asinelte recuerda la web www.usuarioelectricocanarias.com, creada por la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, donde se ofrecen hábitos de consumo que reducen riesgos en viviendas y ayudan a evitar gastos o perjudicar el medio ambiente.


Juan Carlos Ramos

Director de Comunicación - 922 296 700 ext. 221

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.