El 39% de las empresas tinerfeñas del metal y TIC prevé contratar personal este año

Published by Juan Carlos Ramos Martín on

Encuesta de Femete entre sus 1.500 empresas asociadas donde se reflejan datos sobre su situación económica.

Imagen de la Junta Directiva de Femete celebrada ayer.

Aumenta el número de empresas del metal y TIC de la provincia tinerfeña que tienen previsto contratar personal este año, alcanzando el 39 por ciento. En su mayoría, son talleres de mecánica de vehículos, empresas de instalaciones eléctricas y de telecomunicaciones, así como de mantenimiento y reparación de maquinaria industrial que demandan perfiles como electricistas, ingenieros/as, cerrajeros/as, fontaneros/as o frigoristas. De esas empresas, el 11% contrataría más de una persona, mientras que el 15,6% se plantea despedir.

Esos son los principales datos extraídos de una nueva encuesta multisectorial que ha elaborado Femete recientemente, con el objetivo de medir cómo sigue afectando la pandemia del COVID-19 entre sus cerca de 1.500 empresas asociadas que representan a unos 7.500 profesionales, así como cuáles son sus principales necesidades desde el punto de vista económico y laboral.

También destaca el incremento de empresas que no han visto disminuidos sus ingresos, al pasar de un 15% en la encuesta de enero al 23,4% del último informe. A la pregunta “¿cuánto tiempo estima que tomaría retomar la actividad de su empresa o negocio, si el COVID-19 terminara hoy?”, sube el número de empresas que consideran que tardarían menos de seis meses en recuperarse económicamente, situándose en un 40,6%. Igualmente, crecen las empresas que necesitan asistencia financiera de una institución para readmitir antiguo personal, así como para contratar seguros o ayudas para el alquiler o hipotecas.

Datos sobre la economía sumergida

Otras cifras relevantes son las que se refieren a la economía sumergida: el 33,8% conoce alguna empresa o profesional que trabaja de forma ilegal y que podría denunciar. No obstante, el 51,5% asegura que nunca lo ha hecho, si bien lo haría en el caso de tener pruebas y apenas el 6,25% han presentado denuncias, de las cuales el 12,77% asegura que no han resultado eficaces.

Respecto a la formación técnica que demandan para su personal, sobresale la solicitud de cursos sobre Administración, Autocad, Contabilidad, Publicidad, descontaminación de vehículos eléctricos, cursos especializados en el sector TIC, reciclaje RITE y mecánica rápida (neumáticos, aceite, alineado, frenos, etc.).

Finalmente, los servicios de Femete más utilizados por sus empresas y profesionales para crecer en competitividad son los de formación (38,3%), asesoramiento técnico (20%), asesoramiento en innovación, ayudas y subvenciones (13,3%), asistencia jurídica (10%), asesoramiento en prevención de riesgos laborales y protocolos anti COVID (9,1%), asesoramiento en ayudas para la contratación de personal (5%) y asistencia financiera (4,1%).

Industria más colaborativa, sostenible y digital

Precisamente, el presidente de Femete, Alberto Villalobos, presentaba ayer un informe a su Junta Directiva en el que resaltaba la “mejoría general de la actividad económica a medida que se va controlando la pandemia”, apuntado que “las previsiones para este verano son que la actividad turística en Canarias se sitúe por encima del 50% con respecto al 2019 y alcance un 70% al final de 2021, esperando que se termine de recuperar el 100% a lo largo del 2022. Mientras tanto, tenemos que ser pacientes, aprovechar todas las ayudas de los fondos europeos de recuperación, en la medida de lo posible, para seguir transformando y adaptando nuestras empresas industriales hacia una nueva cultura más colaborativa, sostenible y digital”.

Formación Dual para el metal, pionera

Villalobos también comentó que se había reunido con la consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Elena Máñez, “para plantear que se ponga en marcha un plan de Formación Dual para el metal, que sería pionero en Canarias y en toda España”. Además, trasladó la inquietud del Comité Ejecutivo de Confemetal por la fuerte subida de las materias primas y los fletes de los transportes, “lo que significa serios perjuicios económicos para contratos firmados antes del COVID, por lo que sería conveniente hacer acopio de material ahora, porque se prevé que los precios suban aún más y que puedan surgir problemas de escasez y de retrasos al servir los pedidos”. Finalmente, recordó que Femete y las Cámaras de Comercio colaboraban con el Gobierno de Canarias en la tramitación de la nueva convocatoria de ayudas directas del Estado para empresas y personas trabajadoras autónomas, cuyo plazo de solicitud finaliza el próximo 28 de julio.


Juan Carlos Ramos Martín

Director de Comunicación - 922 296 700 ext. 221

0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros/as
Ir al contenido